No tolero la lactosa

No tolero la lactosa

La intolerancia a la lactosa consiste básicamente en una dificultad para realizar la digestión de la lactosa, principal azúcar de la leche, debido a una deficiencia intestinal de lactasa. La lactasa es una enzima que descompone la lactosa y la transforma en glucosa y galactosa. Las personas con intolerancia a la lactosa presentan síntomas digestivos cuando toman leche, nata,  mantequilla, queso, yogur o helados. Los síntomas principales son diarrea, sensación de hinchazón del abdomen, nauseas, gases intestinales y dolor abdominal. Sin embargo no debe confundirse intolerancia con alergia. La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa toleran cantidades pequeñas de este azúcar y solo desarrollan síntomas cuando ingieren cantidades elevadas.

Lactosa  en los derivados lácteos

No todos los derivados lácteos contienen la misma cantidad de lactosa, los productos de leche fermentada, como el yogur, son menos ricos en esta sustancia, pues parte de la misma se transforma en ácido láctico durante el proceso de fermentación. Lo mismo ocurre con el queso, sobre todo los curados, que contiene menos lactosa que la leche, por transformarse esta durante la fabricación y curado, la mayor parte de los quesos tienen menos de 1 gramo de lactosa por 100 gramos, con la excepción de algunas variedades, por ejemplo el gouda contiene alrededor de 2 gramos por 100 gramos de producto. La mantequilla apenas contiene lactosa, en cambio la leche en polvo y la leche condensada tienen más lactosa que la leche completa.

Debido a que los distintos fabricantes utilizan procesos diferentes para confeccionar sus productos, la cantidad exacta de lactosa que contienen el yogur y el queso varía en función de la marca y  el tipo, por lo que no es posible dar una cifra exacta que sea válida para todas las marcas y variedades.  Lo mismo ocurre con otros derivados lácteos como la mantequilla, nata y helados.

 

Contenido en gramos de lactosa por cada 100 gramos.

Leche entera de vaca 5
Leche en polvo 50
Leche condensada 12
Queso fresco 2.5
Queso curado 1
Nata 2.5
Yogur 2.5
Mantequilla  0.5

 

Recomendaciones

* La mayor parte de los pacientes con intolerancia pueden tomar el equivalente a medio vaso de leche al día sin presentar síntomas. El objetivo final es establecer cuál es la tolerancia individual, añadiendo de forma escalonada pequeñas cantidades de alimentos con lactosa a una dieta inicial sin ningún tipo de lácteos.

* Es importante tener en cuenta que la leche y derivados son la principal fuente de calcio al organismo y el déficit de calcio puede causar problemas en los huesos, como raquitismo y osteoporosis.

* El yogur y el queso curado son una fuerte importante de calcio que se toleran mejor que la leche por contener menor cantidad de lactosa. La mayoría de los quesos maduros  apenas contienen lactosa.

* La tolerancia es mayor cuando el aporte diario de lactosa se reparte en varias tomas y cuando se mezclan pequeñas cantidades de  lácteos con otros alimentos, por ejemplo cereales.

* Existen unos comprimidos de lactasa que pueden ser útiles en determinadas circunstancias para evitar los síntomas.

 

Medicamentos y lactosa.

Gran cantidad de medicamentos, se estima que alrededor del 20%, continen pequeñas cantidades de lactosa como excipiente. En general no provocan ningún tipo de problema, pues las cantidades son mínimas.  Un ejemplo típico sería un comprimido de un medicamento muy conocido que se utiliza para problemas digestivos, cada comprimido contiene 15 mg de lactosa y la dosis recomendada es 1 comprimido al día. Para tomar el equivalente a la lactosa que contiene un vaso de leche, 12 gramos, seria preciso ingerir 800 comprimidos del citado medicamento.

 

Lactosa y otros alimentos.

Además de los derivados lácteos, numerosos productos envasados contienen lactosa, que se incluye en la composición de muchas salsas y todo tipo de alimentos elaborados industrialmente, tanto dulces como salados, incluyendo embutidos, carnes cocidas y derivados cárnicos. No obstante en algunos casos solo existen trazas o cantidades muy pequeñas de lactosa, por lo cual salvo en el caso de intolerancia completa, muchos de estos productos pueden ser consumidos por las personas intolerantes.

 

Le puede interesar

Cuando no tomar leche de vaca

 

 

 

Referencias
* Lo que usted debe saber sobre la intolerancia a la lactosa. U.S. Department of Health and Human Services. Consultado el 20 de septiembre de 2014..

* Milk and dairy products in human nutrition. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Roma, 2013. Consultado el 20 de septiembre de 2014.

* Lactose Intolerance. Good Health – Nutrition. Dairy Australia. Consultado el 20 de septiembre de 2014..