Pequeñas reflexiones antes de comenzar una dieta

Pequeñas reflexiones antes de comenzar una dieta

El reconocido cardiólogo Valentín Fuster en su libro La Ciencia de la Salud, recomienda una serie de estrategias sencillas para las personas con sobrepeso u obesidad. Se basan en el sentido común, pero también en su experiencia de muchos años tratando pacientes y  en la literatura científica. Algunas de estas recomendaciones o reflexiones puede ser muy útiles antes de empezar a realizar una dieta.

* La perseverancia a la hora de seguir una dieta es más importante que la dieta que uno elige. Aunque es importante elegir una dieta adecuada, lo realmente fundamental es cumplirla durante el tiempo suficiente para obtener resultados. Con mucha frecuencia se afirma que una determinada dieta no funciona, cuando en realidad lo que no funciona es la motivación y el cumplimiento de la misma.

* La perdida de peso no debe enfocarse como un sprint en que interesa perder muchos kilos en poco tiempo. Las perdidas de peso muy importantes en poco tiempo conduncen con frecuencia a un efecto rebote, de tal forma que un año despues el peso del individuo es supuerior al inicial. Lo realmente eficaz es plantearse el problema como una carrera de larga distancia en la que es preciso estar motivado y seguir una pauta durante muchos meses para alcanzar la meta. Una propuesta adecuada sería por ejemplo perder un kg al mes durante un año.

* En muchas situaciones, la persona que intenta perder peso, tiene además muchos problemas de todo tipo: laborales, personales, estrés, etc. Probablemente ha intentado perder peso en otras ocasiones sin conseguirlo, por ello antes de volver a intentarlo, necesita pararse a pensar que es lo que falla en su vida y le impide alcanzar el objetivo que desea lograr.  Con frecuencia son problemas emocionales, ansiedad o carecer de la suficiente motivación.

* Es importante que la persona no se deje llevar por la inercia. Para ello puede utilizar pequeñas estrategias con la finalidad de cambiar sus costumbres, reducir el numero de calorías que ingresa y aumentar el gasto energético. Por ejemplo utilizar la escalera en lugar del ascensor.