Prevención de los ataques de gota

Prevención de los ataques de gota


La gota es una enfermedad provocada por niveles excesivamente altos de ácido úrico en sangre. El ácido úrico se deposita en las articulaciones y da lugar a un proceso inflamatorio muy doloroso e incapacitante. El ataque agudo típico de gota afecta a la articulación metatarso falángica del dedo gordo del pie, aunque pueden estar comprometidas otras articulaciones, como el codo, la rodilla etc.

Para prevenir los ataques de gota deben seguirse unas sencillas recomendaciones:

  1. Evitar la obesidad. La obesidad y el sobrepeso se asocian claramente al desarrollo de episodios de gota en personas predispuestas genéticamente a presentar la enfermedad. La perdida de peso en estas personas disminuye también los niveles de ácido úrico, sin embargo no deben realizarse dietas muy restrictivas que provoquen perdidas muy rápidas, es preferibles pérdidas más modestas de alrededor de medio kg a la semana y mantenidas el tiempo suficiente.
  2. Reducir el consumo de alcohol incluyendo especialmente la cerveza.
  3. Disminuir el consumo de alimentos ricos en purinas, pues el catabolismo de estas sustancias es un factor que favorece la elevación de los niveles de ácido úrico en sangre. Entre los alimentos ricos en purinas destacan los siguientes:
    • Vísceras como riñón, hígado, sesos y mollejas.
    • Carne de ternera, cerdo y ave. Carne de caza. Caldos de carne. Otras carnes como cordero, caballo, etc.
    • Algunos pescados como boquerón o anchoa, trucha, salmón y arenque.
  4. Aunque los consejos anteriores son beneficiosos, no siempre se consigue evitar con ellos los ataques de gota, es recomendable controlar periódicamente las cifras de ácido úrico en sangre y utilizar cuando es necesario, siempre guiados por un profesional sanitario, medicamentos hipouricemiantes.
  5. Aunque existen algunos alimentos de origen vegetal ricos en purinas, no se ha establecido ninguna relación entre su consumo y la aparición de crisis de gota, por lo que no existe motivo para restringirlos en la dieta. No es preciso evitar comer espinacas, espárragos,  champiñones, puerros, coliflor, rábanos, tomates, lentejas, habas y guisantes. A pesar de ello muchas páginas de internet continuan aportando información inexacta en este aspecto concreto, provocando confusión y dudas entre los pacientes.
  6. Una de las nuevas recomendaciones para la prevención de la gota, es evitar los alimentos o bebidas ricos en fructosa, por ejemplo refrescos. Existen algunas evidencias científicas que sugieren que el consumo de este tipo de productos puede favorecer la aparición de una crisis en personas predispuestas.

 

Contenido en purinas de algunos alimentos expresados en mg por cada 100 gramos.

Mollejas 990
Riñones 290
Hígado 280
Sesos 195
Callos 160
Carne de vacuno 110
Anchoas 465
Sardinas 360
Arenque 200
Huevas de pescado 120
Gambas 120
Salmón 140
Pollo 92

Referencias:

American College of Rheumatology Guidelines for Manegement of Gout Part I: Systematic Non-pharmacologic and Pharmacologic Therapeutic Approaches to Hyperuricemia. 2012.

Purine Rich foods. Dairy and Protein Intake, and the Risk of Gou in Men. The new england journal of medicina.

¿Cual es la dieta para la gota?. Departamento Medicina Familiar PUC.

Soft drinks, fructose consumption, and the risk of gout in men: prospective cohort study. BMJ 2008; 336:309.