Restricción de sueño para dormir mejor

Restricción de sueño para dormir mejor

La técnica terapéutica de restricción de sueño se basa en la idea de que los pacientes que padecen insomnio pasan demasiado tiempo en la cama, sin embargo solo una parte de ese tiempo lo dedican verdaderamente a dormir, el resto simplemente lo intentan mientras su mente permanece ocupada en problemas de la vida diaria. A los pacientes esta situación les resulta angustiosa, pues temen la noche, se preocupan porque se aproxima la hora de levantarse para ir a trabajar y apenas han conseguido descansar, por ello intentan activamente dormirse sin tener sueño, lo cual lejos de solucionar el problema lo agrava, ocasionando más ansiedad y en consecuencia perpetuando el insomnio.

En realidad la terapéutica de restricción de sueño debería llamarse restricción de horas en la cama, pues el objetivo es disminuir de forma moderada el número total de horas que el paciente pasa acostado a la largo del día, está restricción facilita el sueño, el cual se concilia con más facilidad. No debe pensarse que se trata de un procedimiento sencillo, pues debe realizarse según un protocolo establecido y los resultados no se obtienen de forma inmediata,  sino tras varias semanas o meses aplicando estrictamente los horarios de permanencia en la cama que indique el personal sanitario que controla el tratamiento, evitando siempre las siestas diurnas, que en caso de que se hagan deben tener una duración corta y controlada. El proceso terapéutico consta de varias fases:

1. Diario de sueño. Es un cuestionario que el paciente insomne debe rellenar durante dos semanas como mínimo, en el deben incluirse todos los datos relativos a su forma de dormir: hora de acostarse y levantarse, despertares nocturnos y su duración, número y duración de las siestas realizadas, impresión sobre la calidad del sueño que se ha alcanzado, y otros datos como presencia de somnolencia durante el día, consumo de alchohol, tabaco y medicamentos facilitadores del sueño si se han utilizado.

2. Restricción de sueño. En esta fase, el médico, sicólogo o terapeuta que realiza el seguimiento del paciente, establece el número de horas que este puede pasar en la cama, independientemente de la calidad y duración del sueño que alcance. El paciente debe realizar un esfuerzo importante para adaptarse al horario que le prescribe el profesional. Una pauta habitual son 6 horas en la cama, por ejemplo desde las 0 horas hasta las 6, incluyendo sábados domingos y festivos, 42 horas a la semana. En las primeras semanas pueden presentarse varias dificultades para lograr el objetivo, entre ellas la existencia de somnolencia y cansancio durante el día, por lo que suele recomendarse abstenerse de conducir y evitar el manejo de maquinaria peligrosa. La motivación es fundamental, teniendo en cuenta que se intenta mejorar la calidad del sueño a largo plazo, no de forma inmediata. Si el sujeto está habituado a dormir después de comer, probablemente le resulte dificultoso no hacerlo, pero debe sobreponerse para que el tratamiento de resultado, una forma de lograrlo es permanecer activo en lugar de sentarse en un comodo sillon despues de comer, situación en la que probablemente le resultaría casi imposible mantenerse despierto.

3. Adecuación del horario. A partir de la segunda semana, en los seguimientos sucesivos, el médico ira aumentando de forma progresiva el tiempo que el paciente puede pasar en la cama. Si la eficiencia del sueño es superior al 90% durante 5 días consecutivos, se autoriza a la persona a acostarse 15 minutos antes. Reevaluando de nuevo la situación a la semana siguiente y aumentando otros 15 minutos si el progreso es adecuado. La eficiencia del sueño es un parámetro numérico que se obtiene dividiendo el promedio total de sueño subjetivo (PTTS) entre el periodo de tiempo en la cama (TC), si ambos tiempos son iguales, la eficiencia del sueño es del 100%, por el contrario si el tiempo en cama es de 6 horas y el promedio total de sueño subjetivo es de 3 horas, la eficiencia del sueño sería solo del 50%.

 

Referencias

*Sleep Restriction Therapy for insomnia is associated with reduced total sleep time, increased daytime somnolence, and objectively-impaired vigilance: Implications for the clinical management of insomnia disorder.. Dr Simon D. Kyle. Division of Clinical Psychology, School of Psychological Sciences Zochonis Building, Brunswick Street University of Manchester, Manchester, England. Consultado el 12 de octubre de 2014.

*Cognitive behavioral insomnia therapy.  Jack D. Edinger, PH. D. Duke University medical centers, USA. Consultado el 12 d octubre de 2014